Ejemplos de objetivos a largo plazo | Diferencias con los objetivos a medio y corto plazo

Tipos-de-objetivos-temporales

No importa lo grandes o pequeños que sean los objetivos, tenerlos es una parte clave para vivir una vida con propósito y satisfactoria.

Cuando se trata de fijar objetivos, es importante pensar en tus objetivos a largo, medio y corto plazo.

Los objetivos a largo plazo dan sentido y dirección a nuestras vidas, mientras que los objetivos a medio y corto plazo las dividen en metas más pequeñas y alcanzables.

Aquí exploramos ejemplos de objetivos a largo plazo frente a objetivos a medio y corto plazo, para que puedas hacerte una mejor idea de cómo establecer y alcanzar tus propios objetivos.

¿Qué son los objetivos a largo plazo?

Objetivos a largo, medio y corto plazo

Los objetivos a largo plazo son nuestros mayores sueños para nosotros mismos, a menudo los más elevados.

Son los grandes planes y objetivos cuya consecución puede llevar mucho tiempo.

Alcanzar un objetivo a largo plazo puede requerir meses o incluso años de motivación, acción, planificación y preparación.

Algunos ejemplos de objetivos a largo plazo son convertirse en autor, obtener un máster, crear una empresa, dejar el trabajo para viajar por el mundo, etc.

¿Qué son los objetivos a medio plazo?

Los objetivos a medio plazo son más fáciles de conseguir que los objetivos a largo plazo, porque suelen requerir menos tiempo.

Para fijar un objetivo a medio plazo, debes pensar en algo que repercuta en tu objetivo a largo plazo.

Debes utilizar tus objetivos a medio plazo para dividir los objetivos a largo plazo en pasos más pequeños y factibles.

Algunos ejemplos de objetivos a medio plazo son escribir el borrador de una novela, terminar una licenciatura, alquilar una oficina para tu negocio, etc.

¿Qué son los objetivos a corto plazo?

Los objetivos a corto plazo son mucho más fáciles de alcanzar que los objetivos a largo o medio plazo, porque requieren menos tiempo y compromiso.

Los objetivos a corto plazo deben ayudarte a alcanzar tus objetivos a medio y largo plazo.

Algunos ejemplos de objetivos a corto plazo son escribir un capítulo de tu libro cada semana, estudiar para un curso universitario, pagar un mes de alquiler del negocio por adelantado y mucho más.

Ejemplos de objetivos a largo plazo

Objetivos a largo plazo

Aquí tienes algunos ejemplos de objetivos a largo plazo a los que puedes aspirar:

1. Conseguir un título universitario
* Obtener un título universitario

Un título universitario es un hito importante para lograr una carrera profesional de éxito.

Podría llevarte años conseguirlo, ya que tendrás que obtener el título de bachillerato y pasar por un riguroso proceso de solicitud universitaria.

También podría exigirte pedir préstamos estudiantiles y tomar otras decisiones financieras.

2. Conseguir un trabajo bien pagado o un ascenso

Si quieres conseguir un trabajo bien pagado, puede que tengas que empezar por establecer contactos, investigar ofertas de trabajo y hacer algunas entrevistas formales.

Esto puede requerir que crees perfiles en bolsas de trabajo, te pases por empresas y organizaciones locales y empieces a buscar oportunidades para poner el pie en la puerta.

3. Crear una empresa

Empezar una empresa es un proceso largo, pero puede ser una experiencia increíblemente gratificante.

Cada negocio es único y tiene sus propios retos, pero algunas cosas permanecen constantes.

Tendrás que concebir una idea para tu empresa, planificarla, sentar las bases y asegurarte de que es sostenible.

4. Aprender una nueva habilidad

Aprender una nueva habilidad puede ser increíblemente gratificante, no sólo fuera del trabajo, sino también dentro de él.

Aprender algo nuevo puede llevar hasta un año, dependiendo de su complejidad, pero merecerá la pena.

Podrías probar a aprender los fundamentos de la codificación, clases de natación, clases de arte o hacer un curso sobre un nuevo idioma.

Ejemplos de objetivos a medio plazo

Objetivos a mediano plazo

Aquí tienes algunos ejemplos de objetivos a medio plazo a los que puedes aspirar:

1. Escribir el borrador de un libro. Escribir el borrador de un libro

Para lograr tu objetivo a largo plazo de publicar un libro, puede que necesites empezar escribiendo un borrador que puedas utilizar para obtener opiniones de posibles lectores.

Escribir el borrador de un libro puede llevarte semanas o incluso meses, dependiendo de lo bien estructurado que quieras que esté.

2. Trabajar en un negocio secundario

Si tu objetivo a largo plazo es montar un negocio, puede que necesites encontrar algunas oportunidades de negocio secundario para adquirir algo de experiencia y ver si tienes lo que hay que tener.

Hay muchos negocios paralelos en Internet o en tu localidad en los que puedes trabajar mientras aprendes a manejarlos.

3. Ahorrar dinero para objetivos a largo plazo

Poner en marcha un objetivo a largo plazo, como montar un negocio, requiere algunos recursos financieros, por lo que es importante contar con un plan de ahorro.

Deberías establecer un plan de ahorro y asegurarte de que te mantienes en el buen camino mientras trabajas para alcanzar tus objetivos.

4. Tomar clases para mejorar las habilidades

Si quieres mejorar tus habilidades para aumentar tus posibilidades de empleo o alcanzar un determinado objetivo, deberías considerar la posibilidad de tomar clases.

Esto podría significar tomar una clase de marketing digital para aumentar tus conocimientos y avanzar en tu carrera, o tomar una clase de cocina para aprender un nuevo hobby.

Ejemplos de objetivos a corto plazo

Objetivos a corto plazo

Aquí tienes algunos ejemplos de objetivos a corto plazo a los que puedes aspirar:

1. Escribir un capítulo de tu libro por semana. Escribir un capítulo de tu libro a la semana

Si tienes el objetivo a medio plazo de escribir el borrador de un libro, también debes fijarte objetivos a corto plazo que te ayuden a mantenerte en el buen camino.

Escribir un capítulo a la semana es un objetivo realista y alcanzable que te acercará a tu objetivo a medio plazo de completar el borrador del libro.

2. Comprar un libro relacionado con los negocios cada mes

Si tienes el objetivo a largo plazo de crear una empresa, una forma de acercarte a ese objetivo es comprar libros relacionados con el tema empresarial en el que piensas aventurarte.

Pueden ayudarte a conocer mejor el negocio, a comprender lo que se necesita para ser un empresario de éxito y a planificar con mayor eficacia.

3. Trabajar en tu CV

Aunque no estés en el mercado laboral, siempre es útil poder actualizar y trabajar en tu CV en cualquier momento.

Trabajar en un CV actualizado es un buen objetivo a corto plazo que puedes seguir para estar preparado para cuando surja una oportunidad.

4. Identificar los recursos disponibles

Tanto si quieres leer más sobre un tema determinado como obtener más información sobre los recursos disponibles en tu zona, identificar esos recursos es un gran objetivo a corto plazo.

Es una forma estupenda de asegurarte de que puedes seguir investigando o aprendiendo más sobre lo que sea que necesites abordar.

Destacamos para conseguir tus objetivos en 2023... es importante:

Fijar y alcanzar objetivos es una parte importante para lograr el éxito y sentirse realizado en la vida.

A la hora de fijar objetivos, es esencial pensar en tus objetivos a largo, medio y corto plazo.

Los objetivos a largo plazo deben ser objetivos que tengan un gran impacto en tu vida, y los objetivos a medio y corto plazo deben ayudarte a dividir esos objetivos a largo plazo en pasos más pequeños y factibles.

Utilizando los ejemplos de objetivos a largo, medio y corto plazo de este artículo, te harás una mejor idea de cómo establecer y alcanzar tus propios objetivos, sean grandes o pequeños.

Tener objetivos alcanzables no sólo te ayuda a mantenerte motivado y alcanzar el resultado deseado, sino que también te proporciona una sensación de propósito y felicidad.

Te recomendamos leer

Deja una respuesta

Subir